Home > Artículos sobre Pie Diabético > ¿Qué es el pie diabético?

¿Qué es el pie diabético?

El pie diabético es una alteración clínica de base etiopatogénica neuropática e inducida por la

hiperglicemia mantenida, en la que con o sin coexistencia de isquemia, y previo desencadenante traumático, produce lesión y/o ulceración del pie. (SEACV Consenso sobre Pie Diabético1997)

En otras palabras, cuando el nivel de azúcar en la sangre es muy elevado, y esto se mantiene, con el tiempo puede generar daños en los nervios y vasos sanguíneos.  El daño generado a los nervios ocasiona la pérdida de la sensibilidad en los pies lo cual es grave, ya que es posible que el paciente diabético no sienta una cortada, o raspadura, y al no sentirla ni atenderla puede desencadenar en úlceras y lesiones considerables. En el pie diabético, el daño causado a los vasos sanguíneos puede causar que los pies no reciban la suficiente sangre y oxígeno.

Esta combinación de factores hace que el paciente con pie diabético tenga mayor riesgo de desarrollar infecciones.  La falta de circulación adecuada hace que las heridas cicatricen muy lentamente, y si a esto le agregamos la falta de sensibilidad hacen las cosas aun mas difíciles.

Por ello es de vital importancia la adecuada prevención y cuidado de los pies, comenzando por mantener los niveles de azúcar dentro de los parámetros recomendados por el médico.

Para los pacientes que sufren de diabetes, es importante atender las siguientes recomendaciones:

  1. Revisarse los pies TODOS LOS DÍAS; verificar si tiene pinchaduras, moretones, enrojecimiento de la piel, zonas que produzcan dolor al tacto, ampollas, ulceras raspones, problemas con las uñas, y temperatura del pie.
  2. Reviras minuciosamente toda la planta del pie,  la punta del dedo gordo, la base de los dedos meñiques y medios, los metatarsos, el talón y verificar que tenga sensibilidad en ambos pies. Si es necesario se puede utilizar un espejo para revisar la parte baja del pie.
  3. Lavarse los pies diariamente con agua templada.  Se recomienda verificar la temperatura del agua con el codo o bien por un familiar que no padezca diabetes.  Es importante secar muy bien el pie  con compresiones leves y una toalla suave y sobre todo entre los dedos (no tallar)
  4. Mantener bien humectada la piel de los pies con el uso de crema humectante.  Importante: no aplicar crema entre los dedos.
  5. No se deben remover, tallar o limar callosidades y durezas de los pies.  Mucho menos utilizar callicidas o lociones antisépticas
  6. No colocar los pies cerca de fuentes de calor como lo son: chimeneas, fogatas, estufas etc.
  7. Evitar a toda costa andar descalzo.
  8. Evitar el uso de ligas, o calcetines con elástico en los bordes.  Utilizar calcetines que queden flojos y cómodos.
  9. No fumas, y tratar de no cruzar las piernas o sentarse sobre las mismas.  Esto dificulta la irrigación de la sangre hacia los pies.
  10. No se recomienda el uso de sandalias o zapatillas con correa entre los dedos. (pata de gallo)
  11. No utilizar bolas de agua caliente, almohadillas eléctricas para calentar los pies.
  12. Cuidar el corte de uñas.  Hacerlo dejando un espacio desde el borde del dedo, y cortarls de forma recta y limarlas suavemente.
  13. Utilizar Calzado Adecuado.

 

Calzado para Pie Diabético

La elección de un calzado adecuado, es una parte importante en el tratamiento del pie diabético, junto con las normas de higiene y cuidados descritos anteriormente.

Para el uso adecuado de calzado se recomienda:

Utilizarse siempre con calcetines. Evitando utilizar calcetas o medias con elásticos que puedan bloquear la circulación sanguínea hacia las extremidades inferiores.

  1. No utilizar sandalias tipo “pata de gallo” u otras que dejen los pies al descubierto.
  2. El zapato debe ser preferentemente de piel, ligero y con suela antiderrapante.
  3. Se recomienda un forro de res natural, ya que es más fresco, transpirable y no acumula humedad como lo hacen ciertas telas.
  4. El calzado debe ser amplio sobre todo en empeine y punta para que permita la movilidad de los dedos. También debe conservar su estructura. No es recomendable utilizar calzado moldeable
  5. Se recomienda revisar el interior del calzado antes de utilizarlos para evitar que haya alguna piedra u objeto que pueda dañar el pie.
  6. Es aconsejable tener más de un par de zapatos y alternar su uso. Esto permite darles mayor tiempo de ventilación y evaporación de la humedad acumulada, así como ayuda a cambiar las zonas de presión en el pie.
  7. El calzado de ser justo. Ni muy flojo, ni muy apretado.
  8. Se recomienda que al adquirir calzado lo haga por la tarde que es cuando el pie se encuentra más hinchado.
  9. Evitar el uso de zapatos de tacón y de punta estrecha.

El pie diabético es un problema de salud que afecta a millones de personas en el mundo.  La mejor forma de prevenirlo es cuidando los niveles de azúcar en la sangre, evitar el tabaquismo, y realizando ejercicio.  También es importante la revisión periódica por parte del médico.

Por: Zapaterías Dinky

  1. No comments yet.
  1. No trackbacks yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: